Haz clic aquí para volver a la página de inicio






Estreno destacado


Eternals (2021)

Directora: Chloé Zhao

Con: Gemma Chan, Richard Madden, Angelina Jolie, Salma Hayek, Kit Harington


Hace 7.000 años, los Celestiales enviaron a la Tierra a un grupo de alienígenas, bautizado como Los Eternos, para ayudar a nuestra especie en su supervivencia contra unos monstruos denominados Los Desviantes. O al menos eso es lo que se creen los Eternos, porque en realidad nada es lo que parece.

La propia directora de la película, Chloé Zhao, escribe el guion del filme junto a Patrick Burleigh, Ryan Firpo y Kaz Firpo, basándose en unos personajes que creó Jack Kirby en los años setenta del siglo XX, pero que luego han tenido mucho más recorrido en el Universo Marvel. Burleigh ha escrito antes Peter Rabbit 2 y los que supongo que serán hermanos Firpo han hecho algunos cortometrajes y este es su primer guion para un filme, de todos modos, me imagino que los cuatro firmantes son marvelitas frikis porque recogen gran parte del espíritu de estos personajes y además consiguen darle cuerpo a todos y cada uno de ellos sin que antes hayan sido presentados en ninguna película del MCU.

La película ha recibido duras críticas por parte de fans de DC, que creen que el protagonista copia a Superman; por machistas que odian que una mujer dirija una película de superhéroes; por gente rancia, que no soporta ver una escena (extremadamente sutil) de sexo en una película de Marvel; y por homófobos, que no soportan que dos hombres se besen en escena. Supongo que también por yanquis de pro y españolistas, porque un par de Eternos pierden la fe en la humanidad por dos de las grandes matanzas que hemos perpetrado (o genocidios como lo llaman en el filme), la de Hiroshima y la de la conquista de México.

Supongo que todas esas críticas son lícitas si eres fan de DC, machista, rancio, homófobo, yanqui de pro o españolista, pero como no es mi caso debo reconocer que a mí me ha parecido un guion ingenioso y el filme la mar de entretenido. Me ha gustado además que los guionistas hayan convertido a Superman y Batman en personajes de ficción dentro del MCU, por referencias que hacen los propios protagonistas que saben quiénes son Bruce Wayne y Clark Kent.

En cuanto a la dirección, es admirable la capacidad de adaptación que demuestra Zhao, que es capaz de pasar de una película tan bella y sutil como Nomadland a la espectacularidad de un mundo lleno de cachivaches tecnológicos y alienígenas, e incluso a la recreación visual de la antigua Babilonia. Es cierto, de todos modos, que la directora impregna su sensibilidad en muchas de las escenas del filme, convirtiéndolas en versos contemplativos de la América vaciada (y directamente vacía) muy al gusto de su película anterior.

En el filme hay las típicas escenas de humor marvelita (en torno a una mesa, como es ya casi un cliché), pero también hay varias historias de amor, otra de desengaño por el descubrimiento de las mentiras de unos creadores que estaban aquí antes del Big Bang, otra de traición y una de redención. Todo muy relacionado con el espíritu primigenio de estos personajes como representación de héroes mitológicos a lo largo del tiempo, que ya les imprimió en su día Jack Kirby.

Zhao demuestra además una gran capacidad de dirección de actores, a algunos conteniéndolos (Gemma Chan) y a otros dándoles cancha para que se desaten (Angelina Jolie), pero siempre manteniendo la credibilidad y no yéndose nunca a la sobreactuación que tanto lastra, por ejemplo, a la Distinguida Competencia, aunque ellos lo lleven como una marca de la casa, que además encanta a muchos críticos de cine.